<h1>liposucción en Santander</h1>

Algunas bolsas de grasa son imposibles de eliminar incluso con un estilo de vida activo y saludable. La liposucción, o lipoescultura, reduce las bolsas de grasa en áreas del cuerpo que no responden a la dieta ni al ejercicio. Este proceso adelgaza y remodela los contornos para que pueda sentirse más seguro y cómodo con su aspecto físico.

Candidatos para la liposucción

El exceso de bolsas de grasa puede surgir debido a embarazos, fluctuaciones de peso y el envejecimiento natural. La liposucción elimina la grasa no deseada, pero no es una alternativa para la pérdida de peso y no es un procedimiento de adelgazamiento. Los candidatos para la liposucción están cerca de su peso ideal, son generalmente saludables y tienen buena elasticidad de la piel y tono muscular.

Los hombres y mujeres interesados en la liposucción desean eliminar la grasa de al menos una de las siguientes áreas:

  • Abdomen
  • Cintura
  • Muslos
  • Caderas
  • Flancos
  • Glúteos
  • Espalda
  • Pectorales
  • Mentón
  • Cuello

El procedimiento de liposucción

Antes del tratamiento, un anestesista licenciado y con la debida formación le administrará la anestesia.

Se practica una serie de incisiones pequeñas y discretas en el área designada para el tratamiento y se inyecta líquido tumescente en la capa de grasa. Este líquido se utiliza para romper las células grasas de modo que se puedan eliminar causando menos traumatismos en los tejidos circundantes.

Se inserta un tubo fino y hueco que se conecta a un dispositivo de vacío a través de la incisión para aflojar y eliminar las células grasas.

Recuperación de la liposucción

La liposucción se realiza con anestesia, por lo que necesitará que alguien le lleve a casa y se quede con usted la primera noche para ayudarle en todas las actividades cotidianas.

Se le colocará una prenda o vendaje de compresión alrededor de las áreas tratadas para facilitar el proceso de curación. Estos vendajes ayudarán a reducir la inflamación, promover la circulación y moldear la piel a sus nuevos contornos.

Es probable que aparezcan hematomas e inflamación en las áreas tratadas. Cualquier molestia se puede aliviar con los analgésicos que se le receten. Las molestias se reducen de forma muy notable en los primeros días.

La mayoría de los pacientes regresan a sus actividades habituales y a su trabajo después de una semana. Se debe evitar el ejercicio y las actividades vigorosas durante al menos cuatro a seis semanas para asegurar que no haya complicaciones durante el proceso de recuperación.

Resultados de la liposucción

La inflamación persistente puede tardar meses en desaparecer por completo. Los resultados finales se irán consiguiendo lentamente durante este tiempo. Los resultados serán duraderos siempre y cuando siga un estilo de vida saludable y mantenga un peso estable.

Cualquier fluctuación importante en el peso puede afectar los resultados.