¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que se presenta en forma de distribución anormal y dolorosa de la grasa e implica un acúmulo progresivo y patológico de las células grasas en las piernas, aunque también puede darse en otras zonas. El lipedema es una enfermedad crónica del metabolismo donde la distribución de la grasa se reparte de forma anormal especialmente en las piernas, aunque también en otras zonas como brazos, espalda, etc. Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres aunque también hay hombres afectados de lipedema. El tratamiento para el lipedema es realizar dieta antiinflamatoria y la liposucción WAL.

Causas del lipedema

El sexo es determinante si hablamos de lipedema, esta patología afecta de manera casi exclusiva a mujeres, aunque también existen hombres con lipedema.

Hay una alta incidencia genética en las mujeres que sufren lipedema, en muchos de los casos existen antecedentes en su familia con esta enfermedad

lipedema en santanderEl lipedema debuta en la época adolescente con la pubertad pero muchas mujeres con los embarazos o la menopausia ven agravada su enfermedad.

Aunque no se debe confundir lipedema con obesidad, más del 50% de las mujeres con obesidad sufren también de lipedema, la obesidad es un factor agravante del lipedema.

El lipedema también puede estar causada o verse agravado por  trastornos hormonales (hipotiroidismo, diabetes tipo II, ovario poliquístico, etc.)

Síntomas del lipedema

  • Aumento de volumen en la zona afectada y desproporción de esta respecto a otras partes del cuerpo, piernas simétricas y tobillos delgados por ejemplo
  • El tejido celular subcutáneo duro al tacto
  • Aparición de hematomas sin traumatismo previo
  • Pesadez y dolor continuos (hay algunas pacientes no refieren dolor).
  • Episodios repentinos de inflamación
  • Picor constante en la zona patológica
  • Disminución de la elasticidad cutánea, así como de la flexión de la rodilla y el tobillo
  • Sensibilidad al contacto, presión y al frío
  • Empeoramiento de los síntomas con la menstruación, el calor y a realizar ejercicio físico.
  • Escasa pérdida de volúmen en la zona con lipedema al realizar dietas.

Diagnóstico del Lipedema

El lipedema comparte sintomatología con algunas enfermedades como linfedema o la obesidad, por ello es importante un diagnóstico diferencial de esta enfermedad. El especialista para tratar quirúrgicamente es un cirujano plástico, estético y reparador titulado y cuando éste sospeche de la existencia de lipedema prescribirá varias pruebas diagnósticas:

  • Linfografía: es un medio de diagnóstico que consiste en la obtención de imágenes radiológicas de los ganglios y vasos linfáticos que se deseen estudiar mediante rayos X. Esta prueba se realiza para descartar la afectación del sistema linfático.
  • Eco doppler: es una prueba no invasiva que calcula el flujo de la sangre a través de los vasos sanguíneos y se usa para desestimar daños en el sistema venoso.

Una vez realizadas estas, es el cirujano plástico quien las interpreta y diseña un plan de tratamiento para mejorar el lipedema. Ya que es una enfermedad que no tiene cura pero tratándola se puede mejorar enormemente la calidad de vida de las afectadas. El tratamiento para el lipedema se lleva a cabo mediante la liposución WAL de Body Jet

¿Cómo tratar el lipedema?

La liposucción WAL es una técnica de liposucción mínimamente invasiva, ideal para tratar el lipedema y esa grasa patológica porque respeta los tejidos sin dañarlos. La liposucción WAL no usa calor sino que se sirve de agua a presión controlada para desprender la grasa de los tejidos resultado menos traumático para el organismo. Dependiendo del grado de afectación de la paciente, el lipedema puede tratarse en varias sesiones quirúrgicas. Respecto de las otras técnicas de liposucción existentes, la liposucción WAL ofrece una recuperación postoperatoria más rápida con menos inflamación y aparición de hematomas

Recuperación del lipedema

  • La recuperación de la cirugía para tratar el lipedema dependerá en gran medida de la cantidad de grasa, del tipo de grasa y de cada paciente, así como la ingesta de analgésicos si fuera necesario.
  • Se deberá llevar una faja compresora las 24 horas del día y de manera obligatoria, además el especialista recetará la medicación oportuna.
  • Se deben realizar de 2 a 3 masajes linfáticos manuales por semana durante el primer mes, pasado este tiempo se puede continuar con los masajes si se desea.
  • Durante los primeros 10 días del postoperatorio del lipedema, la zona estará inflamada y con algunos hematomas, por lo que es importante mantenerse hidratada, evitar esfuerzos físicos o actividades intensas hasta pasados los 15 días.
  • Usar medias de compresión
  • Mantener un estilo de vida saludable antes y después de la cirugía como comer de manera saludable, evitar grasa y azúcares, etc.
  • No fumar ni beber alcohol
  • Evitar golpes
Tratamiento Lipedema en Santander con el Dr. De Piero