Lipofilling o lipotransferencia en Santander y Gijón

La lipotransferencia o lipofilling es un procedimiento quirúrgico que consiste en extraer grasa de alguna parte del cuerpo donante mediante una liposucción (como el abdomen los flancos o las piernas) para después de procesarla, injertar esa grasa en otra zona del cuerpo con el fin de dar volumen a esta. Un lipofilling puede realizarse casi en cualquier zona del cuerpo o la cara, siendo los procedimientos más comunes el aumento de pecho con grasa (lipofilling de mamas), el aumento de glúteos con grasa (lipofilling de glúteos) y la lipoestructura facial, por ser estas opciones las alternativas a portar implantes o a los rellenos faciales rebasorbibles.

Otra aplicación de la infiltración de la grasa es el rejuvenecimiento de la piel: el rostro, el escote, las manos, los pies o las mamas radiadas.

¿Cómo es la cirugía de lipofilling?

Un lipofilling es una cirugía que tiene dos fases que se realizan casi simultánamente en el mismo tiempo quirúrgico, primero se extrae la grasa y después, tras limpiarla, se injerta en otra zona como material de relleno (macro fat) o como tratamiento de rejuvenecimiento (micro o nano fat).

La tecnología de Body Jet con la liposucción WAL permite extraer la grasa casi intacta, con una alta tasa de supervivencia celular. Esto se debe a que la liposucción WAL funciona mediante chorros de agua a presión controlada y de esta forma se respetan los tejidos al máximo: el sistema linfático, el sistema venoso y la propia grasa extraída. Lo que determina el éxito de un lipofilling es la supervivencia de los adipocitos, que gracias a esta técnica quedan vivos al 90%, por ello el lipofilling (la grasa trasplantada) no se reabsorbe quedando injertada en una nueva zona de manera permanente, los resultados del trasplante de grasa son para siempre.
Otra gran ventaja del lipofilling mediante WAL, es que todo el proceso se da en un circuito controlado, cerrado y estéril, y además no existe posibilidad de rechazo del injerto de grasa ya que el material de relleno es autólogo, del propio paciente, ni tampoco hay posibilidad de que sucedan las complicaciones más frecuentes asociadas a las prótesis.

¿A qué zonas se puede transferir la grasa en un lipofilling?

Lipofilling facial: rellenos faciales permanentes

  • Lipofilling de labios: aumento de labios con grasa
  • Lipofilling de ojeras: relleno de surco en la zona periocular
  • Lipofilling de pómulos: aumento de pómulos con grasa autóloga
  • Lipofilling malar: marcación mandibular con grasa
  • Reestructuración facial: combinación de varios rellenos faciales con grasa

Lipofilling corporal: remodelación corporal

  • Lipofilling de pecho: aumento de pecho con grasa propia
  • Lipofilling de glúteos: aumento de glúteos permanente con grasa autóloga
  • Lipofilling de trocánteres: remodelación de las caderas con grasa
  • Lipofilling de escote: relleno del escote con grasa combinado con prótesis mamarias para obtener un escote más voluptuoso

Rejuvenecimiento de cara, escote, pies y manos con grasa

La grasa de una persona adulta contiene células mesenquimales, que son un tipo de células madre capaces de reparar los tejidos dañados y regenerarlos, como lo son los tejidos afectados por el paso del tiempo, factores ambientales y el envejecimiento. La grasa infiltrada en pequeñas dosis y en un tamaño adecuado tras su procesamiento, mejora la calidad y el tono de la piel así como manchas (en el caso de que existieran), pequeñas arrugas y cicatrices.

Candidatos a un lipofilling

El candidato ideal a un lipofilling es aquella persona sana con un peso estable, que cuente con depósitos grasos suficientes para poder donarlos a la zona deseada. La cantidad de grasa necesaria para un lipofilling, está determinada por la envergadura de la zona a rellenar (no es lo misma cantidad necesaria para un lipofilling de pecho que para un lipofilling de ojeras) y las expectativas y deseos del paciente sobre los resultados finales (ya que hay que tener en cuenta que una parte de la grasa que trasplantamos, se reabsorberá en el post-operatorio inmediato).

Recuperación del lipofilling

La liposucción WAL es una tecnología mínimamente invasiva, al usar agua para extraer la grasa (y no calor, o vibración) el traumatismo es mucho menor que con otras técnicas de liposucción. Esto se traduce en una recuperación más rápida y menos dolorosa, además de la aparición de menos hematomas post quirúrgico e inflamación en la zona tratada.
La recuperación de un lipofilling es relativamente sencilla, dependiendo de la zona donde se ha injertado la grasa se recomiendan unos cuidados determinados, pero en rasgos generales no se debe comprimir la zona donde se ha injertado la grasa durante 1 mes aproximadamente para asegurar el éxito del injerto.

Lipofilling en Santander y Gijón con el Dr De Piero