Cirugía plástica

¿Cómo es una operación de lipedema? Conoce esta cirugía paso a paso

By agosto 31, 2021 No Comments
operación de lipedema doctor de piero santander

El lipedema es una enfermedad que desgraciadamente acompaña a muchas mujeres del mundo durante muchos años de su vida. Dolores insufribles en las piernas y desproporción de volumen con el resto del cuerpo que muchas pacientes creen que no pueden solucionar. Sin embargo, la operación de lipedema ofrece la oportunidad de deshacerse de esa grasa de más en las extremidades. Quédate con nosotros y descubrirás cómo es, paso a paso, una operación de lipedema.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que padece aproximadamente el 16% de las mujeres de la población mundial. La enfermedad consiste en una acumulación de grasa desproporcionada en las extremidades del cuerpo, sobre todo en las piernas. Encontramos pacientes de constitución delgada con piernas en forma de tubo, sin apenas forma. En la mayoría de los casos no es apreciable ni la forma de los tobillos ni de la musculatura en pacientes que todavía no han pasado por una operación de lipedema. 

Sin embargo, la gran mayoría de pacientes que decide someterse a una operación de lipedema no lo hace por una cuestión meramente estética. La enfermedad de la “grasa dolorosa”, el nombre común para el lipedema, también provoca dolor, limitación de ciertas actividades, hipersensibilidad e hiperlaxitud en la zona afectada. Las pacientes afectadas suelen sentir constantemente sensación de piernas cansadas, frío, hematomas sin causa aparente e incluso facilidad a la hora de torcerse los tobillos, debido a la hiperlaxitud de los tejidos. Es por ello que muchas afectadas, consideran realizarse una operación de lipedema.

Tratamiento tradicional: ¿Qué hacer antes de una operación de lipedema?

Cuando las afectadas por lipedema son diagnosticadas por un cirujano plástico especializado en la patología, estas deben cambiar sus hábitos de vida. La operación de lipedema, se lleve a cabo o no, debe ir acompañada por el tratamiento tradicional.

Este tratamiento consiste en adaptar los hábitos alimenticios y físicos de las pacientes. En primer lugar, una dieta antiinflamatoria. Eliminar alimentos que provoquen inflamación, como el gluten o la lactosa, es uno de los primeros pasos a seguir. Evidentemente, aunque el lipedema no sea obesidad, la paciente debe intentar tener un peso adecuado y sano antes de realizarse una operación de lipedema. 

Por otro lado, el tratamiento tradicional pauta a las pacientes realizar ejercicio físico que no sea de impacto. Caminar, yoga, natación, bicicleta… son algunas de las actividades recomendadas. Además de lo anterior, es conveniente que las pacientes de lipedema se realicen de forma periódica drenajes linfáticos manuales y usen medias de compresión. 

Ahora ya sí, una vez implementado el tratamiento tradicional, si la paciente lo desea y el cirujano plástico especializado lo aconseja, es el momento de realizarse una operación de lipedema.

Paso a paso de una operación de lipedema

Llega el momento. Tras instaurar el tratamiento tradicional en la vida de las pacientes, el cirujano plástico especializado en lipedema considera que es conveniente la operación de lipedema. Bajo su opinión profesional y experiencia en el tratamiento de la enfermedad, considera que existen más beneficios que riesgos en relación a la calidad de vida de las pacientes. Una vez ambos están de acuerdo en el procedimiento a seguir, comienza la operación de lipedema.

Es importante conocer, que dependiendo de las circunstancias concretas de la paciente en cuestión, la operación de lipedema se realizará en uno o varios tiempos quirúrgicos. Esto es así para correr los mínimos riesgos a la vez que se consiguen unos resultados óptimos. Podremos extraer un máximo de la grasa en proporción al peso total de la paciente en cada tiempo quirúrgico. En base a la planificación inicial, se acordará la zona concreta que vamos a tratar en cada fase, para hacer el procedimiento lo más eficiente posible. 

Una vez vamos a dar comienzo a la operación de lipedema, el cirujano plástico especializado en lipedema marcará las áreas que serán operadas en la zona afectada. La anestesia utilizada en una operación puede variar en función de las características de la paciente.  La operación de lipedema se puede hacer con anestesia local y sedación, o epidural, o general dependiendo de la zona/s tratadas y preferencias de paciente.

Una vez sedada la paciente, se procede a realizar la liposucción WAL. La liposucción WAL en la operación de lipedema está resultando ser un efectivo y seguro tratamiento. La presión del agua hace que las células de grasa se suelten con mayor facilidad, es decir, esta técnica se beneficia de la acción del agua para no dañar los conductos y ganglios linfáticos durante la eliminación de la grasa.

Se realizan en la zona a tratar varias milimétricas incisiones, por las cuales pasará la fina cánula del sistema Body Jet. Mientras la cánula pasa por la zona, va desprendiendo los acúmulos de grasa a la vez que los succiona. Una vez el cirujano plástico especializado en lipedema considera que la cantidad de tejido graso es el adecuado, procede a suturar las pequeñas incisiones. Una vez acabada la cirugía se procede a la colocación de las medias de compresión a la paciente.

El lipedema es una enfermedad que no tiene cura, pero la operación de lipedema mejora notablemente los síntomas relacionados. La mejora estética, aunque no es la principal motivación de las pacientes, es también muy significativa. El desconocimiento, la incomprensión y el rechazo social afecta a muchas pacientes con lipedema.

Recuperación de una operación de lipedema

Aproximadamente la paciente de lipedema debe estar en reposo relativo durante un mes tras la operación de lipedema. En el postoperatorio aparecerán molestias o inflamación, pero el resultado es prácticamente apreciable desde el principio. Es recomendable esperar unos 3 meses si la paciente necesita realizarse otro tiempo quirúrgico en otra de las áreas afectadas.

Si se trata de intervenir la misma zona, la grasa se compacta durante 5 meses y la piel se retrae hasta los 8 meses, por lo que es mejor esperar hasta ver la evolución para la siguiente operación de lipedema. Es recomendable complementar el post-operatorio de la operación de lipedema con otros métodos no invasivos que favorecen la recuperación como la radiofrecuencia y drenaje linfático manual.

¿Crees que ha llegado el momento de comenzar el tratamiento quirúrgico? ¿Eres afectada de lipedema en Santander, Gijón o Sevilla? ¡Pide cita con el Doctor De Piero y juntos recorreremos el camino hacia tu operación de lipedema!

Leave a Reply