Reducción de Pecho en Santader y Gijón

Tener un pecho demasiado grande se debe a la genética, los cambios hormonales y el aumento de peso. El exceso de tejido mamario y grasa produce molestias estéticas y físicas. La cirugía de reducción de pecho elimina el tejido glandular, la grasa y la piel para crear o restaurar un contorno corporal más proporcional.

Candidatas para la reducción mamaria

Los senos voluminosos atraen una atención innecesaria y resultan incómodos. Muchas mujeres con senos demasiado grandes sufren molestias en la espalda, el cuello y el pecho, y experimentan erupciones cutáneas, rozaduras o hendiduras en los hombros como resultado de la presión de las tiras del sujetador.

Las candidatas para la reducción mamaria sufren efectos secundarios emocionales o físicos causados por los pechos grandes. Las mujeres que no fuman, gozan de buena salud general y tienen expectativas realistas de los resultados, pueden ser candidatas a este procedimiento.

Procedimiento de reducción mamaria

Antes de empezar con la cirugía de reducción de pecho, un anestesista le administra anestesia general. Para la intervención son necesarias por lo menos dos horas, pero usted volverá a casa ese mismo día.

En la reducción de pecho se practican incisiones en cada seno, se retira el exceso de tejido y piel, y se manipulan los tejidos restantes para dejar unos senos más esculpidos y compactos.

Incisión en T invertida

La reducción mamaria se realiza a través de una incisión en T invertida (incisión de ancla) o en T invertida pequeña, en función del tamaño del pecho. Esta incisión se realiza alrededor de la circunferencia de la areola, verticalmente a lo largo del polo inferior de los senos, y horizontalmente a lo largo del pliegue inframamario (surco del seno).

Mastopexia combinada

La cirugía de reducción mamaria elimina el tejido mamario y la piel que contribuyen a que tengan una apariencia demasiado voluminosa. Este procedimiento se combina con una mastopexia (elevación de los senos) para tensar y levantar el tejido restante y reposicionar el conjunto de pezón y areola si es necesario.

La mastopexia utiliza las mismas incisiones que la reducción mamaria, por lo que estas técnicas se realizan simultáneamente.

La combinación de reducción y elevación aporta senos más pequeños y compactos que recuperan un aspecto juvenil.

Recuperación de la reducción mamaria

La reducción mamaria se realiza con anestesia general. Por lo tanto, necesitará que alguien le lleve a casa y se quede con usted la primera noche para ayudarle en todas las actividades cotidianas. Tendrá la parte superior del cuerpo dolorida, por lo que no debe forzarla.

Los senos estarán amoratados e inflamados después de la reducción mamaria. Se le colocará un vendaje de compresión alrededor del pecho para minimizar la inflamación, promover la circulación y asegurarse de que los senos cicatricen correctamente.

Cualquier molestia se puede aliviar con los analgésicos que se le receten y reposo. La mayoría de las pacientes regresan al trabajo y a sus actividades habituales en dos semanas. Es necesario limitar cualquier movimiento vigoroso de la parte superior del cuerpo durante tres a cuatro semanas.

Resultados de la reducción mamaria

Los resultados de la reducción mamaria se notarán inmediatamente después de la intervención, pero como habrá presentes hematomas e inflamación, continuarán ajustándose con el paso del tiempo. Los resultados finales serán visibles cuando disminuyan los hematomas y la inflamación, por lo general entre unas semanas y algunos meses.

Los resultados de la reducción mamaria serán duraderos, si no permanentes. Cualquier fluctuación significativa en el peso corporal afectará negativamente la apariencia de sus senos.